TM-System : Taco-muslera

    Nuevo Taco-Muslera de Zaldi Sillas de Montar. Patentado. El TM-System o taco-muslera de Zaldi, proporciona máximo equilibrio sin perder el asiento, se obtiene más libertad de movimientos al estar la rodilla liberada y se consigue un doble control sobre el caballo con la mitad de esfuerzo.          
             
  TM-System: Neues Konzept. Größere Bewegungsfreiheit durch Befreiung der Knie. Maximales Gleichgewicht ohne aus dem Sattel zu rutschen. Doppelte Beherrschung mit halb so viel Anstrengung. Unser Traum wird Ihr Leben verändern.        
             

UN NUEVO CONCEPTO

Nuevo sistema aplicable a otras sillas Zaldi y que ofrecemos junto a nuestras amplia gama de sillas de montar con taco rodillera. Nuestro sueño te cambiará la vida.

No estándar, a medida

La silla de montar llega de fábrica con el TM-System o taco-muslera en una posición básica, pero recuerda que es completamente imprescindible que lo ajustes a tu medida y a tu gusto personal para el máximo rendimiento del sistema. Tienes dos posiciones principales, plana o curva, y otras seis combinaciones en cuanto una posición más alta o baja, además de posiciones adelantadas o retrasadas buscando la inclinación óptima para el máximo ajuste a tu muslo.

Opcional

Este nuevo sistema de taco-muslera o TM-System es opcional en nuestras sillas. Puedes solicitar tu nueva silla con el sistema incorporado. Actualmente estamos implantándolo en las disciplinas de doma, uso general, marcha y vaquera. En caso de no considerarlo, tienes a disposición nuestra amplia gama de sillas de montar con las distintas variantes de taco-rodillera tradicionales.

Reposicionable

Existen dos posibilidades de colocación del TM-System o taco-muslera, una es la posición PLANA de contacto con la pierna y otra la posición CURVA.

Mayor libertad de movimiento al tener la rodilla libre

De siempre, al utilizar taco-rodillera, se han tenido las rodillas ocupadas mientras montamos, tanto en sujetarnos como en sujetar al caballo. Con el nuevo sistema, al estar sujetos en el muslo dejamos las rodillas libres para realizar nuestras ayudas y apoyos con plena soltura. Creemos que este nuevo sistema ayudará a los jinetes a mejorar su equitación, y que puede existir un antes y un después para ellos una vez que lo hayan probado. Presentamos un nuevo concepto, una evolución basada en la investigación y experiencia de más de cuatro generaciones como guarnicioneros trabajando de forma conjunta con jinetes de élite. Otros sistemas del mercado actual han seguido líneas parecidas en su evolución y desarrollo, pero siempre influyen en la rodilla. Con nuestro TM-System o taco-muslera como se puede comprobar en la imagen,ésta queda libre y la presión actúa sobre el tercio medio del muslo. Dejando libre la rodilla, hecho que otros tacos rodillera altos no liberan plenamente.

Máximo equilibrio sin perder el asiento

Antes, con el taco-rodillera, para sujetarnos necesitábamos hacer presión con la rodilla. Este esfuerzo nos hacía estar limitados en cuanto a funcionalidad y movimiento, con las consiguientes limitaciones en nuestras ayudas y apoyos. A su vez, generábamos una fuerza hacia arriba que en forma de palanca, hacía que nos saliéramos del asiento. También, al trotar o galopar, para recuperar nuestro asiento y posición, ejercíamos una fuerza hacia abajo que realmente golpeaba repercutiendo el dorso del caballo de forma constante.

Doble control con la mitad de esfuerzo

Después, gracias a la utilización del TM-System o taco-muslera, la rodilla queda libre y descansada para poder realizar los movimientos necesarios para apoyos y ayudas, ampliando su radio y juego. Al presionar el taco-muslera sobre el tercio medio del muslo, éste nos sujeta a la silla de montar y caballo sin necesidad de hacer fuerza con la rodilla y evitando así el efecto palanca que nos echaba del asiento. Nuestro cuerpo, al no estar sometido a presiones en la parte inferior, recupera una posición perfecta, erguida y relajada de equitación. También reducimos las fuerza que ejercíamos hacia abajo entrote y galope, remitiendo por tanto, a la mínima expresión el rebote, castigo y golpeo sobre el dorso del caballo.

 

Por tanto, al estar más relajado y liberado de presiones nuestro cuerpo, podemos realizar el doble de control sobre el caballo, uniendo estos dos factores (relax y control), serán muy beneficiosos para la evolución y mejora de nuestra equitación.